Semana de espiritualidad

En Argentina, Uruguay y Chile, sacerdotes de nuestra congregación dieron origen a esta propuesta. Ante las dificultades que se presentaban a muchas personas para viajar y realizar retiros cerrados en nuestras Casas de Ejercicios (por diversas circunstancias) vieron la necesidad de ofrecer una vivencia espiritual personal y comunitaria más accesible, yendo a las mismas parroquias.

Así, surgen las llamadas “Semanas de Espiritualidad”, donde un equipo conformado normalmente por un sacerdote y un hermano o hermana de nuestros Institutos, durante cinco días (lunes a viernes) van favoreciendo el acrecentamiento de la Fe personal y comunitaria, esto es tener un encuentro con la persona de Jesucristo y con los hermanos de comunidad, mediante la predicación, el trabajo grupal, las confesiones y Eucaristía diaria.

La Semana de Espiritualidad no solo busca una renovación espiritual de la comunidad parroquial, sino también favorecer el dinamismo misionero de la misma, organizando previamente a los miembros de dicha comunidad para salir a visitar a las familias del radio o sector parroquial invitando a participar de la Semana.

La preparación de este trabajo misionero ocupa los meses que anteceden a la fecha de realización de la Semana de Espiritualidad, y normalmente lo realiza un hermano o hermana CPCR, reuniéndose con el párroco y los fieles de la comunidad.

Por lo tanto, los dos grandes aportes que quiere brindar “la “Semana de Espiritualidad” son por un lado favorecer el dinamismo misionero del laicado poniendo en movimiento de misión a la comunidad parroquial, y por otro, renovar dicha comunidad acrecentando el sentido de pertenencia y el compromiso fraterno de vivir en comunión una misma Fe.