Ejercicios en la vida corriente

Uno de los servicios que ofrecemos a las personas es acompañar su crecimiento espiritual a través de la experiencia de los Ejercicios en la Vida Corriente.

Esta experiencia consiste en que el sujeto rece en su casa, cada día, durante un tiempo concreto, con una ficha que el acompañante espiritual CPCR le ofrece cada vez, y que contiene una orientación para cada día, basada en los temas del mes de Ejercicios Espirituales de San Ignacio.

Una vez por semana o un poco más, el ejercitante regresa para la entrevista con el acompañante espiritual, y repasan juntos las notas del examen de la oración que el sujeto anotó al finalizar la misma, ayudándole a discernir las mociones del buen espíritu y del mal espíritu.

El proceso de los Ejercicios en la Vida Corriente tiene una duración de al menos 5 meses, y requiere por parte del ejercitante el hacerse del hábito y la disciplina necesaria para perseverar fielmente en la oración diaria y el discernimiento de las mociones.

El objetivo de ésta experiencia, como la de los Ejercicios en sí mismos, es "quitar los afectos desordenados del corazón, y luego de quitados, buscar y hallar la voluntad de Dios para la propia vida".