Retiro Ignaciano de Sanación Mixto

Martes, 17 Octubre, 2017 - 10:30

Del 6 al 8 de octubre tuvimos el último retiro ignaciano de sanación del año , en el cual participaron 19 personasy fue acompañado por el P. José cpcr, el P. Mariano, (quién vino desde Rosario, Argentina), las hermanas cpcr y contamos con la ayuda de Susana para el acompañamiento durante todo el retiro. También contamos con disponibilidad de las damas auxiliares para el lavado de la vajilla y todo el servicio para que los ejercitantes puedan aprovechar en profundidad esta experiencia. Les compartimos algunos testimonios:

Milagros de General Campos, Entre Ríos (19 años):  Estoy emocionada, yo no iba ni a Misa y vine a un retiro y no veo la hora de venir a otro… en la última oración me toco la imagen del hijo prodigo y fue la primera que me dio la hermana al llegar al retiro, me llego mucho al corazón,  vine a sanar las heridas para poder pedir perdón, y ahora siento como ya está y tengo las fuerzas para saber que me equivoque y poder pedir perdón

 

Andrea de Colon, Entre Ríos: me encanto, los textos bíblicos, la oración en la misa, el respeto en la misa, muy entendible, la oración y la apertura de la oración en el grupo…se me paso volando, es como el primer día, la adoración, las instalaciones… todo….me voy muy contenta… para mi es un regalo…y seguiré trabajando en la oración con mi acompañante espiritual…para mí fue muy rico este retiro…

Nadia, Salto, el 1º día vine para seguir sanando y fue así… porque a través de algo que me paso cuando era pequeña, me mostro que esa herida estaba abierta. Seguir sanando… entregarle enteramente mi corazón….una duda ¿Por qué las dudas sobre Jesús? Y me encontré con Jesús y la mujer pecadora, en el sentido que soy frágil, de barro….

 

Nerea, Salto, es mi 1º retiro y no tenía ni idea, vine muy contenta con la invitación de Susana y surgió espontaneo, me voy muy contenta pensando en volver….me abrió la cabeza la entrevista con la hermana y ella me aclaro muchas dudas

 

 

Diego, Colón muy sorpresivo como sucedió todo… gracias a Andrea que me invitó… venía con muchas dudas y me voy con la mente muy despejada. La forma de adorar a Jesús es enriquecedora, ese encuentro con Él y las charlas, me voy con muchos frutos espirituales… el recorrido de la infancia me ayudo….muy agradecido por todas las atenciones recibidas