Retiro para jóvenes: El Alfarero

El 8 y 9 de abril de 2017, el grupo de jóvenes de la Casa San José realizó un retiro profundizando en la consideración del Principio y Fundamento de los Ejercicios de San Ignacio.

El Retiro lleva por título "El Alfarero" y el objetivo buscado fue "conocer mejor a Dios que con sus manos paternales moldea la vida, y que en Jesús invita a la comunidad para continuar su obra".

El equipo que guio a los jóvenes estuvo formado por el P.Walter Torresi cpcr y la H.Maricel Viotto cpcr.

Como fruto de esta experiencia el grupo se consolidó como comunidad de viday eligió como nombre "Ruah", término hebreo relacionado con el Espíritu Santo que significa "viento" y también a sus animadores: Jennifer y Lourdes.

Les compartimos testimonios de los jóvenes participantes:

Ana: En el principio sentí miedo porque era la primera vez que venía. Jesús me ayudó a entregarme a Él y olvidarme de fuera. Me llevó experiencia hermosa y nuevos compañeros.

Lourdes: Me gustó que ya somos una nueva comunidad. Me llevo el Amor de Dios. Deseaba un poco más de orden y ver un poco más claro la voluntad de Dios.

Agustina: Me voy agradecida con Jesús, por la puerta abierta que tiene siempre a nosotros, su amor incondicional. Feliz por el grupo, por lo bien que me trataron y que me siento parte.

Betina: Nunca había participado en un Retiro. Me llevo una experiencia nueva que me trajo cosas positivas. Fue un regalo de Dios, crecí la fe. Deseo seguir compartiendo en comunidad.

Jennifer: Tuve una experiencia hermosa. El grupo es de una clidad humana grande. Me sentí muy bien. En el principio me costó pero después me abrí y la experiencia fue muy provechosa.

Angelina: Este fue mi primer retiro, no me animaba a hacerlo. Me emociona mucho el equipo que guió la experiencia.

Camila: Quiero agradecer haber vivido la Misa del Retiro como una fiesta.

Marcos: Agradecido al Equipo por los momentos vividos. Pude acercarme más a Jesús. Creció mucho más la confianza.

Virginia: Cuando llegue al Retiro vine ansiosa. Luego, me fui abandonando en manos del divino Alfarero. Estoy muy agradecido a Dios y al grupo de jóvenes porque me sentí muy acompañada.

Valeria: En el retiro destaco la dinámica que me ayudó a comprender que mi corazón es muy exigente, y de a poco el Señor lo va ablandando y modelando.

Emmanuel: Agradecido por el Equipo. Me ayudo a cambiar algunas cosas en mi vida que me hacen mal pero que en la vida diaria uno no se detiene a pensar y corregir.

Leticia: Me voy feliz, pero siento que es mi primer retiro y me falta todavía que el Señor modele mi corazón. Me ayudó también confesarme y recuperar la paz.

Victoria: Me ayudó como grupo, pero esperaba conectarme más conmigo misma.